Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2019

LA SOGA QUE CIÑE AL CORDERO

Imagen
UN PUNTO EN LA OTRA ORILLA

A Rene Ariza IM y a la emérita pintora Clara Morera.
La tarea del recluso consistía en limpiar cada tarde las terrazas exteriores de la histórica fortaleza y prisión de La Cabaña.
Precisamente desde aquella explanada, mientras realizaba la faena, divisaba por unas horas a su mujer, que dos o tres veces al mes se paraba al otro lado de la bahía en un punto del malecón y de su bolso uno a uno extraía pañuelos, con los cuales creaba un lenguaje cifrado, una especie de clave Morse, que el prisionero interpretaba y pretendía reconstruir un panorama de lo que ocurría fuera de su encierro.
Un pañuelo blanco y luego otro azul, significaba que ella lo esperaría hasta que cumpliera la condena. Un pañuelo verde, que le era fiel y que sus ojos eran sus ojos, y en su frente guardaba para él, los más nobles pensamientos.
Un pañuelo amarillo abarcaba el concepto del tiempo: Los niños crecen, los días vuelan, pronto serán jóvenes, terminaran una carrera, se enamoran, tendrán…