Buscar este blog

jueves, 27 de diciembre de 2018

Al memorable Heberto Padilla









Al memorable Heberto Padilla

Contra humo y ceniza, amigo. 
Que no reduzcan nuestras vidas a eso. 
Tratemos que el olvido no nos venza,  
que la mesa en desorden  
no impida escribir sobre el paraje 
donde se depositan las mejores ilusiones.
Llega el verano y demasiado resplandor impide mirar de frente
 a las esbeltas muchachas que nada saben de ti, 
pero que con seguridad te hubieran amado.
Si conocieras a la que inspira mi atardecer, 
mandarías a una escuadra de poetas rusos  
que dispararán contra esta repentina locura.
 Así a veces somos, tercos, pretenciosos. 
Nos tambaleamos, estamos a punto de cerrar los parpados, 
y a pesar de esto, creemos con inusual vehemencia 
en el nuevo rostro que se acerca.
Que no te rompan la alianza, que no te impidan cenar 
con la loba solitaria en el radiante huerto. 
Ya bastante nos han encausado, asustados hemos ido por el mundo…

San Francisco, C.A. 2000

No hay comentarios:

El Inmenso Silencio

' EL INMENSO SILENCIO A mi buen padre Regresaba de estar con mi padre en sus últimos momentos. Me había esperado, no sé cuán...